La llegada de la pandemia COVID-19 nos ha afectado a todos. Un virus inesperado ha azotado fuertemente a España y ha paralizado completamente el país durante cerca de dos meses.

Ayudas alquiler coronavirus
Ayudas covid-19.

Una vez controlada la crisis sanitaria d-del Covid-19, se vislumbra una crisis económica, probablemente mayor que la última que vivimos en 2008. Cerca de un millón de personas han perdido su empleo durante estos meses, 1’2 millones de autónomos han cesado su trabajo y 4 millones de trabajadores se encuentran dentro de un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo).

La situación es demasiado seria y complicada. Por ello, el gobierno español lanzó dos paquetes de medidas económicas, el primero fue aprobado el 12 de marzo y el segundo, seis días después, el 18 del mismo mes. Con este grupo de medidas el Gobierno anunció una movilización de más de 200.000 millones de euros para hacer frente a las dificultades venideras

Trabajadores

Los ERTE provocados por la crisis sanitaria no consumirán desempleo y podrán cobrar la paga por desempleo todos los trabajadores, incluidos los que no tengan el mínimo cotizado. Será la propia empresa la encargada de tramitar todos los datos de los empleados a la Seguridad Social.

El Gobierno no se ha olvidado de los trabajadores con contratos temporales. Pedro Sánchez anunció la concesión de una prestación para ellos. Podrán solicitarla todos aquellos que contaran con un contrato de al menos dos meses y que finalizase tras la declaración del estado de alarma y que no contasen con cotizaciones suficientes para obtener la ayuda por desempleo.

Este subsidio serán unos 440 euros aproximadamente y se percibirá por un mes, no será compatible con cualquier otra prestación. Se puede solicitar en la página del SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal).

Además, hay ayudas concedidas a determinados sectores como son los empleados del hogar, el colectivo artístico, etc. Todas las ayudas se pueden solicitar a través de la web del SEPE.  

Autónomos y pymes

Otra de las medidas económicas aprobadas beneficia a los autónomos y a las pymes. Estos recibirán prestaciones por falta de actividad a partir del 14 de marzo, el llamado “paro de autónomos”, o cuando sus ingresos se vean reducidos un 75% en relación con el promedio del semestre anterior.

Podrán aplazar el pago de impuestos (IVA o IRPF) por un importe máximo de 30.000 euros, siempre que su facturación no supere los seis millones de euros. Deben solicitar esta medida en la página de la Agencia Tributaria.

Respecto a las cuotas de la Seguridad Social, los colectivos mencionados pueden solicitar una moratoria de seis medes de las cuotas desde mayo hasta julio, sin intereses, o aplazar el pago de sus deudas de los meses abril, mayo y junio, eso sí, con un 0’5% de interés por la crisis del Covid-19. Las solicitudes se realizarán en la web de la Seguridad Social.

Los autónomos y las pymes podrán acogerse a una moratoria en el alquiler de locales comerciales cuando estos pertenezcan a empresas públicas o grandes tenedores de vivienda. Tendrán dos años desde el final del estado de alarma para devolver el dinero adeudado.

El plazo se atrasa hasta la siguiente mensualidad de cada contrato. Si el propietario es diferente tienen la opción de pedir una prórroga temporal y excepcional de la renta en el plazo de un mes. Del mismo modo, los trabajadores autónomos pueden acogerse a la moratoria de hipotecas, como cualquier otro trabajador. 

Pedro Sánchez también anunció para incentivar la economía después del Covid-19 la creación de una línea de avales públicos de 100.000 millones de euros para pedir créditos. El Estado será el aval de aquellas empresas, autónomos y pymes que decidan solicitar créditos a la banca privada.

Dos paquetes de ayudas económicas destinadas a paliar las consecuencias de una crisis sanitaria actualmente controlada y una crisis económica que nos augura un futuro complicado e incierto.   

Sara Gabarrón

Deja un comentario